Elige tu provincia:

INNOTUTOR

1. Gestión de la I+D+i: conceptos básicos

Anterior

1.2. Conceptos básicos-2: Sobre la I+D de Investigación y Desarrollo

Siguiente

Otro término de gran importancia es el de “Investigación y Desarrollo”, con su acrónimo “I+D”. Surge, como bien indica su nombre, de la conjunción de dos actividades: la “Investigación” (I) y el “Desarrollo Tecnológico” (DT).

Como se ha definido en la Ficha-1 de este curso, “Investigación” significa: generación de nuevo conocimiento científico. Por su parte, “Desarrollo Tecnológico” es la aplicación de conocimiento científico y tecnológico para la creación o mejora de productos y procesos de interés para el mercado.

Aunque esta definición se parece un poco a la de Investigación Aplicada, es importante entender que el llamado “Desarrollo” (DT) constituye una fase posterior y más comprometida con el mercado que la IA dado que:

* Hay una intención firme de resolver una necesidad puntual del mercado
* Involucra más conocimientos "tecnológicos", además de los “científicos”
* Da como resultado un (prototipo de) producto o proceso nuevo o mejorado, y en principio, listo para abordar la fase última de comercialización.

Siendo así, el término I+D hace alusión a aquellas actividades que conllevan un desarrollo tecnológico (D) asociado necesariamente a una fase previa de investigación (I).

SOBRE LOS “INVENTOS” O “INVENCIONES”

Hablemos ahora, brevemente, de otro término importante en el lenguaje de la I+D que es el de las invenciones, o los inventos; que tienen mucho más que ver con la tecnología que con la ciencia.

Entre los expertos que han escrito más sobre estos temas en España, está Pere Escorsa, quien cita una frase que ayuda bastante a entender la naturaleza esencialmente tecnológica de los inventos:

"Solo se puede descubrir lo que ya existe, en cambio solo se puede inventar lo que no existe, como, por ejemplo, una máquina nueva. La ciencia se descubre, las máquinas se inventan. Toda invención ha de consistir en el planteamiento de un problema y en la resolución de este problema” .

Es decir, un invento implica necesariamente la resolución de un problema práctico, y busca satisfacer una necesidad humana concreta. Los inventos son en sí mismos tecnologías, tengan o no alguna inspiración científica de base.