Elige tu provincia:

INNOTUTOR

1. Gestión de la I+D+i: conceptos básicos

Anterior

1.5. Buenas prácticas en gestión de la I+D+i: Principios básicos

Una adecuada gestión de la I+D+i requiere unos principios básicos. Se pueden enumerar muchos, pero nos quedamos con algunos que se han convertido en “buenas prácticas” de las empresas más innovadoras:

1 Conocer muy bien las necesidades del consumidor: Proximidad a los clientes potenciales para definir correctamente las especificidades del producto o proceso a desarrollar: a) evitando la tendencia a buscar ventajas estrictamente tecnológicas, b) realizando buenos estudios de mercado, c) identificando “usuarios avanzados” que colaboren en el desarrollo del producto.
2 Seguir la evolución del mercado: Vigilancia constante (y eficiente) del entorno, reconociendo de forma inmediata las oportunidades y amenazas del mercado para poder dar una rápida respuesta. Acceso a información estratégica de clientes y competidores, y práctica del benchmarking.

3 Segmentar el mercado potencial: Identificación de segmentos específicos de clientes.
4 Fomentar una cultura de innovación, que incluye una clara vocación emprendedora.
5 Ejercer un fuerte liderazgo por parte del equipo directivo.
6 Aprovechar la oferta de I+D público proveniente de centros de investigación y de universidades para complementar y multiplicar el rendimiento de las capacidades propias.
7 Obtener la financiación necesaria en cada momento del desarrollo de los nuevos productos y procesos.
8 Obtener la financiación necesaria en cada momento del desarrollo de los nuevos productos y procesos.
9 Buscar socios estratégicos cuando se necesitan recursos complementarios para desarrollar y comercializar las innovaciones.

10 Prestar atención a los aspectos legales y reglamentarios.
11 Gestionar los proyectos mediante equipos multi-funcionales que pongan a trabajar juntos a los técnicos de marketing, I+D y producción, entre otros.
12 Tener un concepto claro de qué es prioritario en la gestión de la innovación: Definición correcta de una estrategia focalizada.
13 Proteger la innovación y el conocimiento acumulado por la empresa y su personal.
14 Aprender, aprender y aprender de forma continua de los éxitos y de los fracasos.
15 ¡No abandonar prematuramente una buena idea. Tener paciencia porque el éxito cuesta tiempo!

HERRAMIENTAS DE APOYO A LA GESTIÓN DE LA I+D+i

Las herramientas de gestión de la innovación son técnicas que facilitan la gestión del cambio en la empresa y permiten al gestor la aplicación de buenas prácticas en éste ámbito.

Se pueden describir con cierta amplitud más de 18 herramientas o técnicas para la gestión de la tecnología y la innovación. Algunas de ellas se indican en la siguiente imagen:

En la siguiente tabla se muestran algunas herramientas desde el punto de vista del tipo de problemas que solucionan.

Estas herramientas no son un fin en sí mismas, ni se eligen para ser aplicadas de forma aislada, sino que su propósito es el de convertirse en parte integral de la gestión de la I+D+i. En un principio, todas las herramientas identificadas pueden aplicarse a cualquier tipo de empresa, y es labor fundamentalmente del Gestor su adaptación y ajuste a las necesidades que tenga.