Elige tu provincia:

INNOTUTOR

6. RRHH- Gestión de las personas en entornos innovadores

Anterior

6.1. Especificidades de la gestión de RRHH en empresas innovadoras: Tendencias en la gestión

Siguiente

Los directivos han de saber que una buena gestión de los recursos humanos es altamente rentable, pero requiere dominar habilidades específicas e invertir tiempo y recursos.

Las empresas de base tecnológica deben preocuparse de fortalecer sus equipos humanos para convertirlos en su primera ventaja competitiva sabiendo que es probablemente la única ventaja imposible de copiar. Es cierto, en la actualidad las diferencias entre una empresa y otra las marcan, únicamente, los empleados y el talento que cada éstos puedan aportar.

Por ejemplo, una empresa puede tener una tecnología líder por su sofisticación y eficacia pero de nada servirá si el trato que dispensa a los clientes es deficiente por parte de las personas que salen al teléfono. La tecnología facilita las cosas pero son las personas las que condicionan fisalmente los resultados

Personas y tecnología, tecnología y personas constituyen la esencia de los nuevos cambios empresariales. Van de la mano, y su interacción conforma un modelo de gestión distinto, caracterizado por la necesidad de adaptación constante a los rápidos cambios tecnológicos, y la aparición de nuevas generaciones de trabajadores con expectativas y perfiles diferentes a las precedentes.

Las empresas innovadoras de base tecnológica tienen varias características que hacen singular la gestión de sus recursos humanos, entre ellas destacan la alta cualificación de su personal y la necesidad de una mayor interdisciplinariedad y trabajo en equipo.

ALTA CUALIFICACIÓN DEL PERSONAL:

Las empresas innovadoras, casi por definición, requieren la contratación de personal altamente cualificado en el campo científico-tecnológico, el cual requiere una gestión distinta del de una empresa típica.

La gestión de una empresa, con mayoría de científicos, ingenieros y tecnólogos, implica: 1) el pago de altos sueldos, 2) una atención esmerada a los problemas de motivación, 3) el desarrollo de sistemas de control que no limiten la creatividad, 4) una gestión prioritaria del capital intelectual.

Un aspecto vital para el rendimiento de una empresa innovadora es que exista lo que se da en llamar una verdadera “cultura de la innovación”.

MAYOR INTERDISCIPLINARIEDAD Y TRABAJO EN EQUIPO:

Aunque ésta es una característica presente en toda empresa moderna, en las empresas innovadoras de base tecnológica constituye la forma por definición de trabajar.

El carácter multidisciplinar del conocimiento y la creciente complejidad de los retos científicos y tecnológicos que existen en estos ámbitos, hace imprescindible el trabajo en equipo y la contratación de personas con conocimientos complementarios.

Un reto añadido en estas empresas es el de conseguir una comunicación fluida entre el personal científico, tecnológico y comercial. Estos tres colectivos responden a culturas diferentes y deben aprender a entenderse en el marco de equipos multidisciplinares.

EN RESUMEN

La experiencia indica que la gestión de las personas en empresas innovadoras exige cuidar, sobre todo, los aspectos siguientes:

* Los sistemas de motivación e incentivos al personal (no sólo monetarios, sino de otros tipos, más integrales)
* El trabajo en equipo y la gestión de interfaces entre departamentos con culturas diferentes como los de I+D, marketing y producción.
* El fomento de la creatividad y la toma de riesgos.
* La gestión del conocimiento como un arma estratégica para multiplicar la capacidad competitiva de la empresa. La protección del conocimiento para preservar sus ventajas competitivas clave.

Un estudio promovido por la Fundación COTEC, y publicado en 2001, afirma que las empresas más innovadoras en el ámbito tecnológico llevan a cabo una política de gestión de recursos humanos para el personal dedicado a tareas de I+D diferente a la que se aplica al resto de la plantilla.

Las competencias más valoradas y solicitadas es la capacidad de aprendizaje, trabajo en equipo, creatividad, capacidad de gestión, amplia visión de mercado y capacidad de relación con los clientes.

Más adelante añade dicho estudio que otro argumento que justifica la gestión singular de los recursos humanos en estas empresas es el hecho de que las personas que trabajan en I+D necesitan convivir con estructuras organizativas más planas y con pocos niveles, donde el factor predominante es el técnico frente a la capacidad de gestión.

La misma fuente afirma que una práctica concreta de gestión diferenciada para el personal de investigación y desarrollo es la asistencia a seminarios de prestigio como elemento de motivación y premio.