Noticias
martes, 22 de julio de 2014
El Presidente de CEM y CEA destaca la necesidad de que la reforma fiscal fomente la competitividad empresarial
Ampliar foto. Abrir en una nueva ventana.

En la mañana de hoy, 22 de julio, se ha celebrado en un céntrico hotel el Encuentro Sur "La reforma fiscal a debate: claves e impacto". Presentó el acto José Luis Romero, Director General de Prensa Malagueña, quien agradeció a CEM, Garrigues y Banco Sabadell la participación en la jornada.

Javier González de Lara, Presidente de CEM y CEA, intervino a continuación para referirse a "La reforma fiscal y la comunidad empresarial". Destacó en primer lugar la necesidad de "generar entornos y marcos competitivos" desde las ópticas institucional, empresarial, regulatoria y administrativa para que se facilite la productividad y la competitividad de las empresas y se incremente la inversión, tanto interna como externa. Pero "la competitividad no se puede alcanzar a cualquier precio; las empresas tienen que desarrollar un comportamiento cada vez más ético y comprometido con la sociedad".

Tratando ya específicamente el motivo del Encuentro, el Presidente de los empresarios andaluces dijo que "otra de las grandes trabas para el desarrollo de las empresas en un nuevo escenario de recuperación económica es la presión fiscal, tanto por su incidencia directa como por el impacto que ocasiona en la restricción del consumo".

González de Lara consideró que las principales ineficacias del sistema fiscal son su heterogeneidad, dispersión y atomización, lo que dificulta una verdadera unidad de mercado. A esto hay que añadir el problema del alza de la economía sumergida que, en la actualidad, puede representar el 25 por ciento del PIB y el 15 por ciento del empleo.

González de Lara manifestó: "En principio, los objetivos que inspiran la reforma parecen ir en la dirección que venimos reclamando los empresarios, al pretender reducir la presión fiscal ejercida sobre la actividad y el empleo, y mejorar la tributación sobre el ahorro y la inversión". Prero precisó que queda por determinar en qué medida se logran dichos objetivos.

El Presidente de CEM y CEA dejó claro que es prioritario simplificar las relaciones entre administración tributaria y empresa y reducir las cotizaciones de las empresas a la Seguridad Social.

El aspecto que mereció un tratamiento especial por parte de González de Lara fue el turismo residencial, que ha sido ignorado por el anteproyecto de ley de la Reforma del IRPF, pese a que los empresarios del sector habían solicitado cambios normativos que permitieran competir en igualdad de condiciones a nuestras costas con otros destinos europeos con climas similares a la hora de atraer inversores y residentes de alto poder adquisitivo. Agradeció a CIT Marbella y a la Federación de Urbanizadores su empuje en este asunto, al igual que a la propia CEM, y defendió que los turistas residenciales tributen sólo por lo que perciben en España, con un tipo más favorable durante los 10 primeros años de residencia o surpimir la imputación de renta inmobiliaria.

Terminó diciendo González de Lara que deben abordarse las fisuras en la unidad de mercado nacional, reducirse las cotizaciones sociales, avanzar en la simplificación y agilización administrativa, actuaciones más efectivas para hacer emerger la economía sumergida y despejar las dudas sobre el necesario equilibrio de las finanzas públicas españolas.

Tras una pausa para el café se desarrolló una mesa redonda bajo el título del Encuentro en la que participaron los profesionales del Derecho, Emigdio del Toro, Pedro Fernández, Irene González, Felipe González Martín y Aurelio López.


Mandar un correo electronico Imprimir


 
© Copyright Aviso Legal